top of page
Buscar
  • EstudioMarisma

REGLA 60 30 10




La regla 60-30-10 es un principio de diseño de interiores que se utiliza para lograr una paleta de colores equilibrada y armoniosa en un espacio. Esta regla sugiere distribuir el esquema de colores de la siguiente manera:









60% de color dominante: Este es el color principal que abarcará la mayor parte del espacio.

Puede aplicarse a las paredes, grandes muebles o elementos predominantes en la decoración. Este color establece la base y el tono general del ambiente.


30% de color secundario: Este color complementa al dominante y se utiliza en áreas más pequeñas, como la tapicería de los muebles, cortinas o acentos en las paredes. Aporta variedad sin abrumar el espacio.


10% de color de acento: Este es el color de realce que se utiliza para detalles pequeños y accesorios. Puede ser un tono más audaz o brillante para agregar interés visual, pero debe usarse con moderación para evitar que sea abrumador.



Siguiendo esta regla, se logra un equilibrio visual y una cohesión en la paleta de colores, evitando que el espacio se vea monótono o desorganizado. Es importante recordar que estas proporciones son flexibles y pueden ajustarse según las preferencias personales y las características específicas de cada espacio.



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page